Las 22 reglas del storytelling de Pixar, comentadas

Las 22 reglas del storytelling de Pixar, comentadas

Cuando uno piensa en Pixar, piensa en películas sorprendentes, historias impresionantes. Estos son sus secretos para lograr tan increíbles producciones.

Emma Coats era artista de historias en Pixar a mediados del 2011 y decidió recopilar una serie de pautas que allí aprendió. Así le dio forma a "las 22 reglas del storytelling de Pixar".

Si bien están pensadas para los escritores de historias, pueden ser aprovechadas por cualquier persona que necesita mejorar su propio arte del storytelling.

¿Pero de qué me sirve aprender storytelling?

El storytelling tiene grandes beneficios para los profesionales: nos ayuda a conectar más con nuestra audiencia en las redes sociales; mejora nuestras habilidades de comunicación; nos hace más efectivos al momento de trabajar con un cliente, o hacer una exposición; facilita la memoria de los recuerdos; entre tantos otros beneficios.

Me tomé la libertad de agregarle un comentario, para darnos un contexto y entender en profundidad su enseñanza. Empecemos por la primera...

Las 22 reglas del storytelling de Pixar

Muchas veces pensamos que los demás quieren saber sobre nosotros cosas buenas, nuestro lado perfeccionista, entonces ocultamos nuestros problemas, nuestros sufrimientos y nos dejamos cubrir por efectos especiales, photoshop o las selecciones de nuestros éxitos. Bueno, eso sería un error.

La regla #01 es: Admiras a un personaje por esforzarse más que por sus éxitos.

Escribir una historia no se trata de ti, se trata de tu audiencia y de la experiencia por la que quieres que ellos pasen.

La regla #02: Tienes que tener en cuenta lo que es interesante para ti como audiencia, no lo que es divertido hacer como escritor. Pueden ser muy diferentes.

No tiene sentido pasar tiempo pensando en el tema de una historia antes de empezar a escribir. Solo tiene sentido escribir la historia, encontrar un final, y si el tema de la historia termina siendo otro, solo reescribe la historia. Pero si no empiezas a escribir, nunca encontrarás el tema.

La regla #03 es: Tratar de encontrar el tema es importante, pero no verás de qué se trata realmente la historia hasta que llegues al final. Ahora reescribe.

Utiliza conectores de historias. Ellos tienen un efecto mágico en la mente de las personas. Cuando uno los escucha, uno sabe que lo que está escuchando es una historia y simplemente nos relajamos y nos ponemos en modo espectadores.

La regla #04 es: Había una vez ___. Todos los días, ___. Un día ___. Por eso, ___. Por eso, ___. Hasta que finalmente ___.

Al escribir historias en normal que queramos agregar detalles, pero las mejores historias son las más simples. Star Wars trata sobre los vínculos familiares y Toy Story trata sobre la amistad. Agregar complejidades no va a hacer una mejor historia, todo lo contrario.

La regla #05 es: Simplifica. Enfocar. Combina personajes. Salta sobre los desvíos. Sentirás que estás perdiendo cosas valiosas, pero te libera.

La primera regla habla de lo que sí admira una audiencia en un personaje, ahora es momento de mostrar sus desafíos. ¿Cómo? Todos tenemos algo en lo que nos destacamos y algo en lo que no hacemos pie, bueno esa es tu guía. Lo más importante de la historia va a ser sobre tu personaje desafiado en eso que tanto le cuesta.

La regla #06 es: ¿En qué es bueno tu personaje, en qué se siente cómodo? Lánzales el polo opuesto. Desafíelos. ¿Cómo tratan?

Desarrollar los personajes y las historias es difícil pero más difícil es darle un cierre. Hay muchos ejemplos como la serie de TV "Game of thrones" con un final odiado por la audiencia para una serie super exitosa. Tener en claro un final que funcione antes de escribir el desarrollo de la historia puede ser una gran ventaja.

La regla #07 es: Piense en su final antes de descubrir su medio. En serio. Los finales son difíciles, haz que el tuyo funcione desde el principio.

Al escribir una historia podemos no estar satisfechos con ella, y así nos quedamos reescribiendo una y otra vez sus partes. Y podríamos destinar una eternidad a esa historia sin llegar a lograr nuestro objetivo. Ponte un plazo y sigue adelante, aprende de lo que hiciste y déjala ir. Toma tus aprendizajes para la próxima historia que la práctica hace al maestro, pero obsesionarse con algo no es práctica.

La regla #08 es: Termina tu historia, déjala ir, aunque no sea perfecta. En un mundo ideal tienes ambos, pero sigue adelante. Hazlo mejor la próxima vez.

Muchas veces estamos escribiendo una historia y nos quedamos sin inspiración, sin ideas, sin saber cómo avanzar, el famoso bloqueo del escritor. La inacción no nos quita del bloqueo, necesitamos hacer algo para destrabarnos.

La regla #09 es: Cuando esté atascado, haga una lista de lo que NO sucedería a continuación. Muchas veces aparecerá el material para despegarte.

"Aquello que me gusta del otro está en mi" dice en una de sus partes la ley del espejo, y se refiere a que cuando algo nos agrada, es porque tenemos dentro nuestro algo que hace que nos agrade. Eso es lo que hace que nos identifiquemos con algunos personajes de historias y no con otros. Estamos hablando de autodescubrimiento.

La regla #10 es: Separa las historias que te gustan. Lo que te gusta de ellos es parte de ti; tienes que reconocerlo antes de poder usarlo.

Nuestra mente genera ideas, pero falsamente cree que esa idea es perfecta o la mejor de todas. Las personas más inteligentes del mundo saben de las limitaciones que tienen las ideas en nuestra mente y siempre las bajan a un papel, a la computadora o a un pizarrón. Luego, al escribirlas es cuando le terminamos de dar forma a esa idea y va a estar preparada para sumar aportes de otras personas

La regla #11 es: Ponerlo en papel te permite comenzar a arreglarlo. Si se te queda en la cabeza, una idea perfecta, nunca la compartirás con nadie.

Escribir historias lleva tiempo y trabajo, pero no se escriben de una vez, sino que necesitan ser reescritas muchas veces. Paciencia, es parte del proceso normal.

La regla #12 es: Descuenta lo primero que se te ocurra. Y el 2º, 3º, 4º, 5º: quita lo obvio del camino. Sorpréndete a ti mismo.

A las personas les gusta escuchar historias interesantes, esas que valen la pena, esas que sobresalen y suceden cosas interesantes. Para situaciones aburridas está nuestro día a día. Una buena historia tiene algo que contar, y sus personajes deben tener una forma particular de ver el mundo.

La regla #13 es: Da opiniones a tus personajes. Pasivo/maleable puede parecerte agradable mientras escribes, pero es veneno para la audiencia.

Para que una historia tenga la importancia de que merezca ser contada deberá tener elementos que así la hagan. Búscalos e identifícalos.

La regla #14 es: ¿Por qué debes contar ESTA historia? ¿Cuál es la creencia que arde dentro de ti de la que se alimenta tu historia? Ese es el corazón de esto.

Las emociones le dan realidad a los momentos, y no pueden faltar en tu historia.

La regla #15 es: Si fueras tu personaje, en esta situación, ¿cómo te sentirías? La honestidad da credibilidad a situaciones increíbles.

La tensión y los riesgos son los que hacen que una audiencia permanezca paralizada frente a la historia que se les presenta, deberás agregarlos.

La regla #16 es: ¿Cuáles son las apuestas? Danos razones para animar al personaje. ¿Qué pasa si no tienen éxito? Apila las probabilidades en contra.

Escribir historias es un proceso de aprendizaje constante, y muchas veces no se podrá encontrar la historia que querías, pero es parte del proceso.

La regla #17 es: Nunca se desperdicia ningún trabajo. Si no funciona, suéltalo y continúa; volverá a ser útil más tarde.

Para escribir buenas historias debes estar preparado para sacar lo mejor de ti, superar tus propios límites e ir más allá, dispuesto a probar lo que antes no hiciste.

La regla #18 es: Tienes que conocerte a ti mismo: la diferencia entre hacer lo mejor que puedas y fastidiarte. La historia está probando, no refinando.

Las historias buenas tienen que ver con los personajes en problemas, tratando de salir de ellos, no importa cómo se encontraron con los problemas, pero ninguna audiencia va a aceptar que se resuelvan por casualidad.

La regla #19 es: Las coincidencias para meter a los personajes en problemas son geniales; las coincidencias para sacarlos de ella son trampas.

Crear buenas historias requiere práctica, entrenamiento. Para aprender hay que ejercitarse.

La regla #20 es: Ejercicio: tome los componentes básicos de una película que no le guste. ¿Cómo los reorganizas en lo que SÍ te gusta?

Tu audiencia necesita vivir y sentir lo que le sucede al personaje, entonces necesitas describir las situaciones con mucho detalle.

La regla #21 es: Tienes que identificarte con tu situación/personajes, no puedes simplemente escribir 'genial'. ¿Qué te haría actuar de esa manera?

Las mejores historias tienen una versión abreviada, simple y corta, con un núcleo y un mensaje claro. Empieza por eso y luego podrás agregar los detalles.

La regla #22 es: ¿Cuál es la esencia de tu historia? ¿La narración más económica? Si sabes eso, puedes construir a partir de ahí.

Eso es todo.

Espero que estos contenidos te ayuden a mejorar tus procesos del modo que me están ayudando a mí.

Juan Cruz